Ilegalizar ideas

8 de febrero de 2011

Hace unos días, la Audiencia Nacional ha absuelto de integración en banda armada  a la agrupación de cargos electos de radicales independentistas vascos Udalbitza, en una sentencia -que la Fiscalía no va a recurrir-  basada en considerar que esta agrupación es un proyecto nacionalista pero no terrorista y en que las ideas no pueden ser perseguidas ya que la Constitución  proclama como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad y el pluralismo político.  El tribunal presidido por el juez Gómez Bermúdez considera “lícita la defensa, por procedimientos pacíficos, de todas las ideas, incluidas la secesionistas o soberanistas y el desarrollo y defensa de los correspondientes proyectos políticos sin que ello implique siquiera un ataque a la norma constitucional ni pueda tildarse de legalidad alternativa una reunión asamblearia de ciudadanos ni de cargos electos”.

 Produce vergüenza que se utilicen estos argumentos en una España vapuleada por cincuenta años de un terrorismo ideológico y secesionista; causa estupor que quienes han de impartir justicia afirmen que los representantes del brazo político de Eta quieren defender por procedimientos pacíficos sus ideas y que, con la trayectoria que acarrean, se pueda decir que  son nacionalistas pero no terroristas.  ¿Cómo es posible que se afirme que unos cargos electos pertenecientes a un grupo político al que la propia justicia ha calificado como terrorista, únicamente pretenden impulsar un proyecto nacionalista? ¿Nos quieren tomar el pelo?

Con este precedente aciago, muy poco se puede esperar de la actuación de la Fiscalía General del Estado, del Tribunal Supremo o del propio Ministerio del Interior, ante la decisión de impugnar la legalización de la nueva marca electoral  creada por Eta para estar presente en las instituciones. Y resulta estremecedor solo imaginar que  los secesionistas que defienden sus ideas “pacíficamente” como dice el juez Gómez Bermúdez, lleguen a conseguir  sus “legítimos” objetivos y a gobernar el País Vasco. ¿Creen que harían la misma interpretación de la Constitución que la  Audiencia Nacional y que su principal prioridad sería garantizar los derechos y libertades de los que no pensasen como ellos? Más bien nos encontraríamos ante una brutal imposición del pensamiento único y el acoso, persecución y exterminio institucionalizado de los odiados enemigos españoles. Estaríamos ante un antiespañolismo equiparable al antisemitismo de los nazis, pero, eso sí, amparado –según la Audiencia Nacional- por la propia Constitución.

Deseo fervientemente que, a pesar de las componendas semiocultas para abrir nuevamente las puertas de la legalidad a los fanáticos totalitarios satélites de Eta,  esto no llegue a producirse y que algún juez prudente y sabio evite que los españoles tengamos que exponernos nuevamente al riesgo de que una organización criminal  que sigue estando ahí –agazapada y acechante- vuelva a disponer de recursos,  información y poder para hacernos más vulnerables.

Con toda humildad, recomendaría a nuestros próceres de la política y la judicatura que se acordasen de ese sencillo cuento infantil de las siete cabritillas y el lobo que les referimos  a los niños para enseñarles a ser precavidos y que comprendan que para garantizar a los españoles el derecho a la libertad, la igualdad y la justicia –valores supremos resaltados en la sentencia de Udalbitza para la absolución de los procesados- deben impedir que los que quieren despojarnos de ellos nos engañen con burdas artimañas para continuar adelante implacablemente con un proyecto tiránico alimentado  por cincuenta años de crímenes  y que para triunfar necesita inexorablemente nuestra destrucción.

 

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ilegalizar ideas

  1. carlos alonso dijo:

    Desde esta Mallorca donde la vida es tan fácil y sencilla, (a los que nos sentimos españoles nos insultan, pero no nos matan) toda mi solidaridad y apoyo. Negociación con eta, en mi nombre no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s