No somos un daño colateral

Publicado por El Mundo y en “Por Ellos por Todos” en marzo de 2010

En 1977 las Cortes Generales aprobaron una Ley de Amnistía en virtud de la cual fueron excarcelados centenares de presos que entonces se quisieron considerar recluidos por delitos de “intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado”.

Hasta el momento, nadie ha cuestionado aquella ley pactada por la UCD, el  PSOE, el PCE y los nacionalistas vascos y catalanes. Ha sido comúnmente aceptado que fue un paso necesario para que la precaria democracia que se iniciaba en aquellos años tuviera un plus de legitimidad. Se ponía “el contador a cero” y se presuponía que los delincuentes excarcelados iban a ser conscientes del trascendental momento histórico que se vivía en España y por tanto a contribuir con un comportamiento ejemplar a que la democracia se consolidase.

Aquel planteamiento no solo fue iluso, imprudente o  irresponsable sino que fue trágico. La gravísima equivocación de entonces ha sido la causa directa de que los más sanguinarios etarras pudieran hacer una larga carrera criminal asesinando a centenares de personas.

¿Qué puede sentir una persona cuando se entera de que el asesino de su padre, marido, hijo o hermano ha podido cometer su crimen porque el Estado le sacó de la cárcel por considerar que sus delitos eran “políticos”?

¿Cuánto sufrimiento se podría haber evitado si nuestros clarividentes gobernantes hubiesen mantenido en las cárceles a todos aquellos asesinos?

¿A quién exigimos responsabilidades las víctimas? Ya sabemos que los terroristas se dedican a matar. Ellos han hecho su trabajo. Los que nos han fallado estrepitosamente han sido los que debían protegernos, los que debían velar por la seguridad y la integridad de los ciudadanos españoles. Los que tenían que poner los medios para impedir que los terroristas matasen.

La Historia no se puede escribir valorando como positiva la funesta Ley de Amnistía de 1977, sino como lo que fue, un baldón terrible, causa directa del dolor de cientos de familias  que postró durante muchos años a la sociedad en el miedo y la desolación.  La clase política debe reconocerlo y pedir perdón por ello.

Pido por favor que no se vuelva a utilizar nunca el argumento de que la amnistía sirvió para consolidar la democracia porque eso es como decir que las víctimas del terrorismo han sido un mero daño colateral inevitable para que los políticos demostrasen a los criminales lo buenos que eran. Además,  fue todo lo contrario ya que fortaleció a Eta que desde el primer momento se dedicó con saña a tratar de destruir precisamente esa democracia en nombre de la cual  los miembros de la banda habían sido liberados de  forma  tan temeraria como injusta.

Para los que tengan todavía alguna duda de lo que supuso para Eta la Ley de Amnistía de 1977 les enumero someramente los nombres de algunos de los asesinos que se beneficiaron de aquella fatal iniciativa: Domingo Iturbe Abasolo (Chomin), Francisco Múgica (Paquito), Eugenio Echebeste (Anchón), Ignacio Gracia (Iñaki de Rentaría) Josu Ternera; Ignacio Aracama (Macario), Santi Potros, Joseba Arregui (Fiti), José Javier Zabaleta (Waldo), Miguel Angel Apalategui (Apala);Jesús Zabarte, José Miguel Beñarán (Argala), , Rafael Caride Simón (uno de los autores de la matanza de HIpercor), Lorenzo Ayestarán y así hasta un total de 676 etarras que se reincorporaron a la banda cometiendo centenares de asesinatos.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s