Los desterrados

Todos y cada uno de los asesinatos cometidos por Eta han tenido una motivación, una justificación que los ha hecho necesarios a los ojos de quienes los cometieron y a los de quienes les han apoyado. Desde el primero hasta el último. Los crímenes, los secuestros, la extorsión, las amenazas, la propia existencia de Eta, han tenido una finalidad, un objetivo  que no es otro que la imposición por la fuerza de sus planteamientos ideológicos. Durante décadas han buscado el amedrentamiento de los individuos, han sembrado el miedo  y han empleado un chantaje brutal para quebrar voluntades y forzar el establecimiento de su concepto de país y de sociedad.

Ahora, los terroristas han llegado al final de una etapa y al inicio de otra. Consideran que los asesinatos ya han cumplido su propósito, que ya no es útil matar y que es el momento de recoger el fruto definitivo de tantos años de ingeniería social, de ir moldeando muerte a muerte una comunidad vasca acobardada y silenciosa, moralmente vencida –aunque con muchísimas heroicas excepciones- y con tal ansia de paz que se muestra agradecida con los que la han maltratado y desgarrado e incluso está dispuesta a dejarles gobernar.

Con su nueva estrategia, Eta busca hacerse con el poder y  confía en que lo va a conseguir muy pronto. Por eso sus dirigentes están contentos y afirman ufanos que están “ganando”. Y quizá sea así si permitimos que la adulteración que durante todos estos años han producido en la evolución natural que hubiese tenido la sociedad vasca quede tal y como ellos la han dejado.

Si consentimos que las más de doscientas mil personas que en los últimos treinta años han sido expulsadas del País Vasco por causa directa o indirecta del terrorismo, no recuperen el derecho a intervenir en las decisiones que afectan a la tierra de la que se les obligó a huir, estaremos cometiendo una gran injusticia y no estaremos poniendo remedio a esa perversión de una realidad social absolutamente alterada por la brutal acción de Eta.

Es imprescindible que los desterrados podamos votar en nuestros lugares de origen porque es imprescindible que erradiquemos en la medida de lo posible los devastadores efectos que la existencia del terrorismo ha producido. El daño causado ha sido inconmensurable e irreparable en el caso de las vidas arrebatadas, pero al menos se puede y se debe restituir a los vascos desterrados el derecho a votar.

Este debería ser un asunto primordial de cara al posible final  del terrorismo y a la deseada  “normalización”.  Sin embargo, es deplorable comprobar el nulo entusiasmo de los nacionalistas y del PSE por que se haga realidad tan necesaria iniciativa en contraste con sus esfuerzos y afanes por facilitar la vida de los criminales –los llamados presos-  a los que machaconamente pretenden beneficiar, parapetando su disposición a darles un inmerecido e injusto trato de favor en la reclamación de pueriles peticiones de perdón. Siguen así, mansamente, la agenda que marca Eta exigiendo impunidad, en lugar de colaborar a que sea el Estado de Derecho el que tome la iniciativa y establezca las prioridades y los pasos a dar para la erradicación definitiva del terrorismo y de los perversos efectos que ha causado.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s