Que se cumpla la ley

Publicado en El Mundo el 29 de octubre de 2012.

Las elecciones al parlamento vasco han transcurrido según lo previsto y lo que la propia Eta esperaba. Su partido, legalizado arbitrariamente por el Tribunal Constitucional en contra del criterio del Tribunal Supremo -en una decisión política fruto de oscuras negociaciones, que además fue exigida pública y tajantemente por el PNV a Zapatero y que contó con la aquiescencia tácita del Partido Popular- se ha convertido en la segunda fuerza del parlamento vasco, al que acude con el firme propósito de acometer la culminación de su proyecto independentista

Los nacionalistas han conformado una mayoría aplastante que, tras más de treinta años de avanzar en el “soberanismo” con cesiones constantes de competencias por parte del Estado – fruto de una loable voluntad de concordia pero también de la brutalidad de los atentados terroristas- utilizarán para lanzar la ofensiva definitiva de ruptura de España. No importa quien lidere el desafío, ni sí Bildu y PNV se llevan mejor o peor, sino que están de acuerdo en su objetivo de crear una nación vasca y que en esta legislatura se han propuesto conseguirlo.

Frente a ellos, dos partidos acomplejados que han desperdiciado la gran oportunidad histórica de defender con convicción y unidos valores y principios muy superiores a los excluyentes planteamientos separatistas, de afianzar una convivencia en libertad, sin tutelas terroristas, sin falsos finales o derrotas que se convierten en pistas de aterrizaje político, planes de reinserción y olvido. En su lugar, han optado por el desistimiento, se han plegado a la estrategia de Eta, han acatado sus exigencias, han abjurado de sí mismos y ahora recogen el fruto de su deslealtad.

La campaña electoral ha sido una gran farsa. El perfil bajo pretendido por los nacionalistas para disfrazar sus auténticas intenciones ha sido incomprensiblemente secundado por el resto de partidos. Ha parecido un puro trámite administrativo, cuando nos estamos jugando el futuro de España. Todos disimulando, fingiendo, unos para no asustar demasiado a los ciudadanos que buscan seguridad en tiempos de crisis y los otros ¿Para qué? ¿Para mimetizarse con el paisaje? ¿Para hacerse perdonar que no son nacionalistas? ¿Para que les dejen vivir?

Cuando se disimula jugando al sokatira, cuando se llama monstruos a las víctimas del terrorismo, como ha hecho Eguiguren, o radicales, como dijo Oyarzabal ó se les acusa de buscar venganza como hizo Pachi López, cuando se presume de ir de potes con los de Bildu o se hacen guiños constantes de simpatía y comprensión a los abertzales desde el Gobierno Vasco, se desvirtúa la propia esencia de lo que uno dice ser. Se deja inerme la defensa y el reconocimiento de las largas décadas de resistencia, muchas veces heróica, de los partidos no nacionalistas, se renuncia a los valores éticos que nos hacen mejores, superiores moralmente y así, tontamente, se legitima la trayectoria de Eta y sus pretensiones de continuar envileciendo y condicionando el futuro del País Vasco desde una retaguardia amenazadora.

A pesar de todo, España tiene los instrumentos para impedir el reto secesionista que se nos avecina. Tenemos la Constitución, el Estatuto de Autonomía, la Ley de Partidos -que teóricamente no ha sido derogada- el Código Penal, y un Gobierno de la Nación con mayoría absoluta que le permite no tener que doblegarse a los chantajes de las minorías. Esperemos que sepa estar a la altura de las circunstancias.

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s