Intervención en la presentación en Barcelona del libro “Cuando la maldad golpea”

13 de diciembre de 2013

Muy buenas tardes. Muchas gracias por haber venido hoy a acompañarnos en la presentación de este libro,sencillo y a la vez profundo, que nos pone ante la realidad cruda y dura de lo que es de verdad el terrorismo, sin veladuras ni disfraces que tamicen la destrucción que produce.

Porque el terrorismo no es más que maldad. Maldad, crueldad, inhumanidad, una maldad que ataca el derecho más elemental y más sagrado: el derecho a la vida. ¿Qué se puede exigir matando? ¿Qué se puede imponer con el terror?

Hoy estamos aquí dos personas que lo hemos sufrido directamente y que hemos participado en este libro, pero son miles las que a lo largo de cincuenta años han padecido los efectos del terrorismo. 829 las que han muerto, a las que les truncaron un futuro que les pertenecía y que ya nunca podrán tener. 55 de esas personas han sido asesinadas aquí, en esta Comunidad, desde que en 1975 Eta disparó contra el policía nacional Ovidio López. Aquí se han padecido terribles masacres como las de Hipercor y Vic y numerosos atentados contra policías, militares, guardias civiles, políticos, ciudadanos de a pie, niños…, No hace falta detallar tanto horror porque creo que en la conciencia de todos está muy presente el inmenso dolor que Eta ha causado en Cataluña,..y en el resto de España.

Desde mi experiencia personal sé que para poder superar las tragedias individuales y colectivas que produce el terrorismo es imprescindible la justicia -sin concesiones ni arbitrariedades- una justicia que sea proporcional con el daño  causado, que esté a salvo de injerencias políticas, que proteja a los ciudadanos, que no nos deje inermes ante el mal. Por eso las víctimas contemplamos con estupor e incredulidad las salidas en masa de la cárcel de los más execrables criminales -condenados a miles de años- y nos sentimos impotentes ante la maquinaria política y judicial que ha escenificado una gran coartada tratando de endosar la responsabilidad a otros para ocultar el precio que están pagando a cambio de una supuesta y claudicante paz  .

Nos sorprende esa imperativa necesidad de acatar una sentencia tan controvertida y cuestionable -que produce mucho más daño del que pretende subsanar-  frente a la indolencia por hacer cumplir otras sentencias firmes de nuestros más altos  tribunales que hace años que no se ejecutan sin que pase nada, como muy bien saben ustedes. Yo recomendaría a los damnificados por los incumplimientos de las sentencias del Tribunal Supremo y del Constitucional que acudan al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, seguro que así consiguen que sus derechos conculcados sean, por fin, respetados.

Es muy inquietante comprobar que se está aplicando una política de apacigüamiento que está produciendo el perverso efecto de fortalecer cada vez más a los que justifican y jalean el terrorismo y la ideología fanática en la que se sustenta. Ese es el motivo de que estemos viendo nuevamente terrorismo callejero, manifestaciones a favor de los criminales y recibimientos exaltadores y orgullosos de las hazañas de los asesinos, que se celebran con una impunidad pasmosa e indecente. Una impunidad que impide que se pueda erradicar la corrupción moral de la sociedad vasca. Una sociedad que ha sido sistemáticamente intoxicada con falsos agravios, rencores, falsedades históricas y en la que desde las instituciones se promueve  la exclusión,  el desprecio al diferente,  la división,  el rechazo,  la desunión. Una sociedad en la que se han alimentado los sentimientos de odio hasta llegar al exterminio de seres humanos y la  justificación del terrorismo por parte de muchos miles de personas. Ese es el gran peligro de fomentar el odio. El odio solo produce dolor y destrucción. Nada se puede construir con odio.

Para terminar con el terrorismo no se deben hacer concesiones que debiliten a la democracia. Cada paso que retrocedemos lo avanzan ellos, cada espacio que dejamos libre, ellos lo ocupan y no se trata únicamente de espacios políticos, se trata de espacios morales, se trata de que es imprescindible regenerar ética y moralmente al País Vasco. Se trata de que no se pueden pasar por alto declaraciones de dirigentes políticos que afirman “que la decisión de Eta de seguir matando fue acertada” porque si consentimos la legitimación política y social del terrorismo, si consentimos que públicamente se defienda su atroz legado, estaremos contribuyendo a que perviva la ideología que lo sustenta y estaremos impidiendo que la sociedad vasca recupere la normalidad, esa normalidad que hace que nadie reciba con vítores y cohetes al  “violador del ascensor”, que no es peor que los ochenta etarras ovacionados como héroes en sus pueblos por arrancar las vidas de sus semejantes.

Ante este grave desafío, necesitamos unos políticos que estén a la altura, que sean valientes, que no toleren que partidos que justifican el terrorismo  gobiernen instituciones y manejen presupuestos públicos, que actúen con determinación, que desenmascaren a los que colaboran con los terroristas -que son más de los que parece y están en más sitios de los que se cree- , que hagan cumplir la Ley, sin miedo. Necesitamos políticos  que trabajen por la unidad de los españoles, por la igualdad de todos, por la justicia, que sean capaces de impedir que triunfen los que nos quieren separar, que se comprometan a dirigirse por el camino correcto -aunque sea el más difícil- que no escuchen los cantos de sirena de los que trabajan para que España, el barco en el que todos cabemos, encalle y se hunda. Inflemos las velas y busquemos un horizonte de auténtica convivencia en paz,  sin injusticia, sin mentiras, con dignidad y con respeto y agradecimiento hacia los que murieron para defender la libertad de todos. Muchas gracias.

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Intervención en la presentación en Barcelona del libro “Cuando la maldad golpea”

  1. El problema del terrorismo lo crea la banda ETA y el PNV, el problema de la falta de justicia, del abandono de las victimas, de los trueques, los chanchullos y la canallada de la suelta de los máximos criminales etarras es del Gobierno y de la oposición, del perverso sistema que padecemos.
    Las victimas están destrozadas y los españoles en general secos como arboles viejos, consumidos por su falta de empatia, esta sociedad, simplemente, esta vacía , tan vacía como los políticos que abusan de todo y de todos en un aquelarre de desvergüenza y falta de ética.
    Entre los políticos, los jueces y la embotada sociedad han construido un presente horrible y un futuro que sinceramente, mete miedo, mientras los periodistas jalean la falta de dignidad llamandola templanza, la falta de justicia llamándola decencia y la entrega de Vascongadas a el terror llamándola espíritu de concordia.
    Los políticos y bastantes periodistas explican que pedir justicia es ser vengativo, que el estado debe cerrarle la boca a las victimas porque estas son un impedimento para la PAZ y siguiendo estas pautas las victimas y los españoles sensatos ven y saben que España jamas llegara a buen puerto, que de seguir asi España se estampara contra un pesebre o una cochiquera y se convertirá en una cienaga que chupara todo y a todos.
    Sin Justicia no hay Nacion, ni Patria, ni Pais, ni estado de derecho y en España no hay justicia.
    Si pensamos con frialdad jamas podremos entender porque el Gobierno suelta a los mas peligrosos delincuentes que tiene en sus carceles aduciendo que Europa se lo exije
    Y lo mas increible es que los embotados y absurdos españoles tragan sin chistar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s