Los ecos de Antígona

Por Maite Pagazaortundúa

Publicado en El Mundo  el 17 de junio de 2015

Fundó con Sonsoles Álvarez e Isabel O’Shea la primera asociación de víctimas del terrorismo en el país. Su aportación cambió la historia íntima y política de España

Desde hace 26 siglos «cada vez que alguien venciendo el miedo se niega a ver ultrajado por el poder el cuerpo y el nombre de un ser querido pensamos en Antígona».

En 1980 el poder del nacionalismo terrorista era grande en el interior de la sociedad vasca y la recién nacida –y confusa– democracia española no había desa- rrollado los anticuerpos que, lentamente, le llevaron a entender la naturaleza antidemocrática de los asesinatos de ETA.

Ana María Vidal Abarca, viuda de Jesús Velasco, asesinado por ETA en 1980, madre de cuatro hijas, hermana, abuela, tía, amiga y, además, guía y ejemplo de la mayoría de cuantos la conocimos, fundó con Sonsoles Álvarez de Toledo e Isabel O’Shea la primera asociación de víctimas del terrorismo en España.

Lo hicieron por ayudar a quien estaba peor que ellas, con un profundo instinto de dignidad humana y su aportación cambió la historia íntima y política de nuestra nación que dejó de ser ciega, sorda y muda ante las víctimas del terrorismo. Lo consiguieron porque nunca se amilanaron ante las dificultades.

Tuve el privilegio de trabajar a su lado en la Fundación Víctimas del Terrorismo. La seguí siempre sin pestañear, tal era su sentido común, su sentido del deber, su saber hacer y su profunda sabiduría personal.

Hace dos semanas despedíamos a otro hombre extraordinario y le preguntamos cómo se encontraba. Con su característica voz rasposa, sin darse importancia –y con un toque de ironía– respondió que «moribunda». Ana María Vidal-Abarca no puso jamás un adjetivo o un adverbio innecesario. Ni una palabra equivocada. Nunca mintió. Y se dio a los demás hasta el último día.

La que fue fundadora y presidenta de la AVT. La mujer que sucedió a Adolfo Suárez como Presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo ha engrandecido nuestro país y no hay exageración en lo que escribo. Fue una de las voces de Antígona. Escúchenla.

Un beso, mi querida, querida Presidenta.

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s