El Plan

Publicado en El Mundo el 23 de marzo de 2017

A principios del mes de marzo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos nos dio una noticia tranquilizadora: la dispersión de los presos terroristas no vulnera ninguno de sus derechos. Es perfectamente legal. Aliviaba así, levemente, el mazazo de la derogación de la doctrina Parot, que supuso la excarcelación de los asesinos más sanguinarios de Eta –aunque no sea políticamente correcto recordarlo – tras cumplir penas ínfimas por sus crímenes.

Pero en ese juego de equilibrios, sombras y oportunismos a que se nos somete con respecto a Eta, el Gobierno Vasco ha anunciado que ha presentado al Gobierno un plan para liquidar esa dispersión que el TEDH acaba de avalar. No importa que ya exista una “Vía Nanclares” a la que se puede acoger cualquiera cumpliendo con unos requisitos muy generosos que acortan sustancialmente el tiempo de cumplimiento de condenas, amén de trasladar al País Vasco a los terroristas.  También hay que pensar en los que no se arrepienten –aunque sea de boquilla-, en los que no se desvinculan de la banda, en los que no colaboran con la justicia para que se puedan resolver los más de 300 asesinatos que aún no tienen autor conocido. Todos esos, que no se acogen a la “Vía Nanclares” porque no quieren, necesitan su propio “plan”. ¿O alguien cree que van a tolerar que se les deje arrumbados  y pudriéndose en cárceles lejanas? No. Primero se les acerca y después se les saca. Se lo decían en las Navidades de 2013 los que recibían a las víctimas que acudieron al País Vasco a homenajear a sus familiares en los lugares en que habían sido asesinados: “los vuestros en el hoyo y los nuestros a la calle”. Y así está siendo. Desde 2011han salido de la cárcel más del 40 por ciento de los presos terroristas. Quedan 340, de los cuales 75 se encuentran en prisiones francesas.

Oportunamente, el “plan” del Gobierno Vasco se presenta en un momento en el que el Gobierno ha decidido comprar el apoyo del PNV a los presupuestos de la Nación. Y, por supuesto, la aprobación de los presupuestos merece plegarse a cualquier exigencia, sobre todo si procede de un partido cuya lealtad a España está más que demostrada; y más aún si hay que transigir en un asunto menor y amortizado como es el del terrorismo de Eta y sus pobres presos que cumplen condenas injustas y extemporáneas, porque Eta ya no mata y los muertos ya no cuentan, ¿no es cierto? Y además va a entregar las armas en un acto sencillo, humilde, sin propaganda y por supuesto con los mejores verificadores que se puede tener: los elegidos por la propia banda. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en eso no pintan nada, ya se lo ha advertido al Gobierno el presidente del PNV: “No hagan nada, quédense quietos, no manden a nadie”. Tendrán que obedecer, hay mucho en juego, excepto la dignidad que ya está perdida.

En definitiva, deberíamos alegrarnos de que el PNV esté siempre al quite para defender los derechos de los asesinos etarras ante el Estado que tanto los maltrata.  ¿Qué sería de los presos si no fuera por el PNV? ¿Y qué sería de España si no fuera por los presos? Gracias a ellos vamos a conseguir tener presupuestos. Tendríamos que estarles eternamente agradecidos. Son ellos los que van a hacer posible que Rajoy no tenga que convocar elecciones anticipadas con el trastorno que eso supondría para la economía española, lo más importante. Sí, Eta y el PNV están haciendo un gran servicio a la Nación.

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Plan

  1. Pilar Hernández-Palacián dijo:

    Esta muy bien Ana. Todo mi apoyo. Bss.

  2. Sara Torralba dijo:

    Lo de entregar las armas no lo veo nada claro. ¿Cómo saber si van a entregar todas o se quedan con algunas? ¿Alguien ha hecho alguna vez un inventario fiable de las armas en poder de los terroristas? Entregarán, ¿todas o sólo algunas? Nos tenemos que fiar de ellos y han demostrado con creces que no son gente con palabra…
    Sobre los que salen libres, lo hacen con honores y son recibidos en sus pueblos como salva patrias…
    Me siguen dando miedo…
    Besos y abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s