El escenario de la indignidad

Publicado en El Debate de Hoy.es el 8 de abril de 2017

Cuando mi hija escuchó la noticia de que la banda ETA iba a escenificar un acto público con miles de personas ensalzándola me preguntó si pertenecer a una organización terrorista era delito. Le contesté que sí y  me dijo lo que cualquier persona no contaminada por el interés circunstancial piensa, ¿entonces, por qué les dejan hacer ese acto y no les detienen?

Esa es la gran cuestión ¿Por qué les dejan? ¿Por qué se tolera esta gran pantomima, esta inmensa apología del terrorismo, este folclore indecente de exaltación, bailes y fiesta? ¿Por qué tenemos que ver a los terroristas contentos, exultantes, dueños de la situación, orgullosos, lanzado soflamas a sus acólitos? ¿Así es como se celebra una derrota?

La puesta en escena de Bayona es mucho más que un insulto a las víctimas y a los españoles. Es una reivindicación orgullosa del pasado que pretende prolongarse en el futuro. Es el colofón de una etapa y el inicio de otra, con las mismas personas, con los mismos asesinos queriendo controlar a la sociedad vasca. Es una jornada festiva para agradecer a ETA los servicios prestados. Para agradecerle sus crímenes.

Que ETA pretenda presentarse como una organización generosa que promueve la paz es un cruel sarcasmo pero que el Gobierno de España se lo permita es trágico. Porque la puesta en escena de Bayona no habría tenido lugar si el Gobierno español hubiese pedido al Gobierno francés que la impidiese.Sin embargo, no lo ha hecho y al no hacerlo está otorgando a la peor escoria de la sociedad una legitimidad que jamás debería tener. ¿Por qué? Otra vez esta pregunta lacerante.¿Por qué se consiente que la iniciativa la tenga ETA? ¿Por qué las fuerzas de seguridad, francesas o españolas, o ambas, no son quienes “verifican” esa entrega de armas? ¿Por qué se permite a la banda crear a su antojo la  escandalosa propaganda que se está haciendo entorno a esta farsa?

Y pensar en la respuesta a tantos porqués asusta. Asusta la sospecha de que está todo pactado, que se ha negociado cada paso, cada concesión, que se está dispuesto a consentir la transformación de una banda de asesinos en una organización legal y respetable, que se está dispuesto a privar de su derecho a la justicia a las víctimas del terrorismo otorgando una impunidad disfrazada de beneficios penitenciarios a los asesinos, que se está dispuesto a pasar página y olvidar.

Los precedentes avalan este temor. En mayo de 2011 el Tribunal Constitucional, por un solo voto de diferencia legalizó a la coalición Bildu en contra del criterio del Tribunal Supremo y un año después ocurrió exactamente lo mismo con Sortu, partido que el Tribunal Supremo había considerado sucesor de Batasuna que a su vez formaba parte de ETA.

Estas legalizaciones han hecho posible que en las instituciones del País Vasco se sienten centenares de proetarras y que personas condenadas por delitos de terrorismo dirijan esos partidos o sean contratadas para ocupar cargos en organismos de la administración pública y también han hecho posible que en el Parlamento Vasco haya un diputado que fue condenado a once años de cárcel  por pertenencia a banda armada y que en el Congreso de los Diputados tengamos como parlamentaria a una individua que siendo alcaldesa de Hernani  pidió un aplauso para los asesinos de la T4.

Tenemos el precedente de la derogación de la doctrina Parot que a través de una interpretación más que cuestionable de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sacó de la cárcel a 78 terroristas, los más sanguinarios, los que acumulaban más años de condena, los que habían cometido decenas de atentados y que cumplieron escasos meses por cada una de las vidas que habían arrebatado.

Tenemos el precedente, bochornoso y escandaloso, de la rueda de prensa que ofrecieron en Durango vanagloriándose de sus crímenes. Tenemos el precedente de los planes que elabora el Gobierno, como la vía Nanclares, para conceder todas las facilidades a los terroristas para que salgan de la cárcel con falsos arrepentimientos y sin colaborar con la justicia para esclarecer los más de 300 asesinatos aún sin resolver.

Y tenemos el nuevo plan que ha presentado el PNV al Gobierno para que ponga fin a la política de dispersión, acerque a los presos al País Vasco y en poco tiempo –ya buscarán una excusa o sino lo harán de tapadillo- sacarlos a todos a la calle. De hecho, en los últimos cinco años el 40 por ciento de los presos de ETA ha sido excarcelado.

Esos precedentes, las mentiras que negaron los hechos después consumados, la tolerancia y el dejar hacer, el desestimiento de quienes tienen la obligación moral de mantener el listón ético de la vida política; el hastío, el cansancio, la soledad, de quienes se sienten abandonados por los que pensaban que les representaban nos conducen a un escenario final que no es el que debería haber sido. Un escenario en el que los terroristas ya no matan pero siguen defendiendo su proyecto político, cuentan con instrumentos para ello, se les concede honorabilidad y espacio público mientras se arrincona a las víctimas y no se las defiende cuando los que las mataron las equiparan con “otras violencias”.

Ese es el escenario al que nos avecinamos, en el que estamos ya. Un escenario en el que los asesinos bailan y cantan contentos mientras las víctimas lloran solas. Un escenario de escarnio, de indecencia, de indignidad, de injusticia, de impunidad. Un escenario que podría haber sido otro, que debería haber sido otro, el que tantos años de sufrimiento, dolor y resistencia se merecen.

Debería haber sido un escenario en el que ETA no existiera, la hubiéramos hecho desaparecer con la fuerza de la Ley y del Estado de Derecho, en el que las víctimas ocupasen el lugar que les corresponde como héroes de la democracia, en el que la verdad brillase con intensidad y todos los españoles la conociesen sin que les fuese hurtada o mancillada, en el que la justicia no se hubiese manchado nunca con el polvo del camino y fuese de verdad igual para todos, dando a cada cual lo que se merece proporcionalmente con el daño causado.

Debería haber sido un escenario en el que se hubiese erradicado el odio que alimenta a los terroristas y sus acólitos, en el que la libertad fuera auténtica y no se considerasen legítimas  las ideas que la vulneran. Un escenario en el que no hubiera suelos éticos sino superioridad moral. Pero no, hemos renunciado a lo que nos merecemos. Por eso permitimos a ETA que baile aurreskus a sus gudaris. Qué dolor.

 

Anuncios

Acerca de Ana Velasco Vidal-Abarca

En este blog pretendo recoger mis reflexiones sobre el irreparable daño que ha causado el terrorismo en España y sobre la necesidad de que no obtenga réditos sociales ni políticos por sus crímenes. Pretendo denunciar las complicidades, las omisiones, los errores que han rodeado el combate contra el terrorismo separatista vasco y pretendo reclamar el derecho irrenunciable de las víctimas a la justicia y la obligación del Estado de Derecho de garantizar la igualdad, la libertad y la seguridad de todos los españoles.
Esta entrada fue publicada en Terrorismo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El escenario de la indignidad

  1. Con la claridad que aporta para el análisis de los hechos el paso del tiempo es fácil enlazar con no poco sentido común: las cloacas del Estado que mencionó Felipe González para la creación del GAL: primera y fundamental legalización del terrorismo etarra. El 11-M: desarme moral de la sociedad española, no tanto por el propio atentado sino por el resultado electoral inmediatamente después. El Caso Faisán: desarme de la Justicia y las fuerzas de seguridad frente al terrorismo etarra. Negociación de Zapatero, con el visto bueno de Rajoy, con ETA: legalización del fanatismo terrorista como arma contra la propia sociedad y lo que es más terrible enaltecimiento del propio terrorismo.
    ¿Quién puede producir tanto daño a una sociedad? Solo las cloacas.

  2. Juan dijo:

    Muy interesante tanto tu blog, como el de este artículo al cual de manera tan sobresaliente, Ana Velasco has escrito. Jamás me hubiera llegado a pensar que cuando más palos les estaban dando a la organización terrorista, gracias a los Cuerpos de Seguridad del Estado y cuando la colaboración por parte de Francia estaba funcionando mejor que nunca, encontrándose casi en el camino de la absoluta derrota, porque les estaban descabezando, y al final tanto primero primero el PSOE y después el PP acabaron por darles respiración asistida, para que el mismo volviera a coger aire, y no dejarla a que el mismo muriera.

    Todo esto está dentro de la enorme traición que cometió el PSOE en sentarse en unas negociaciones para pactar con ETA, y que después con la llegada del Gobierno del PP y de Mariano Rajoy han refrendado.

    Pero lo más doloroso es que aquellas negociaciones que no deberían haberse nunca organizado, no contaron con el visto bueno de quienes más lo han sufrido que son las Víctimas del Terrorismo, y no contaron con todos ellos/as sobre lo que pensaban de el mismo.

    Y en cuanto a los acuerdos los cuales firmaron y pactaron aunque no lo sabemos desgraciadamente, suponemos que muchos de los mismos están en todo lo que hemos ido viendo a lo largo de estos últimos años, de manera tan triste.

    En cuanto al Gobierno del PP, Marino Rajoy dentro de su nefasta gestión sobre el mismo y la claudicación por dejarse arrodillar ante los terrorista, su primera decisión como responsable del Gobierno de nuestra nación en su primera legislatura, debería haber sido el leer y haber dado a conocer todos los acuerdos que se firmaron en ese pacto a todos los españoles/las, y esto es y seguirá siendo una cuenta pendiente de cualquier Gobierno que entre en España, al cual muchos españoles de bien no vamos ha olvidar, por querer saber de verdad que es lo que se firmó y todos los puntos en que se han comprometido para que dicho pacto fuera posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s